• Proyectos

Formación a profesionales de Bomberos de Navarra

2013-04-04

La Escuela de Seguridad de Navarra organiza un curso de formación permanente para la totalidad de los bomberos de la Agencia Navarra de Emergencias, para reciclar-se en materia de incendios forestales y uso del fuego en quemas prescritas.

La Fundación Pau Costa pondrá a disposición de este curso su red de instructores, que impartirán el cursos y su programa formativo que se basa en un aprendizaje escalar, y ligado a las competencias profesionales que tiene que adquirir un bombero que trabaja en el medio forestal.

Los minutos iniciales tras la declaración de un incendio forestal, juntamente con la estrategia de ataque inicial de las primeras dotaciones de actuantes, son la clave en el desarrollo y las consecuencias de un incendio forestal. Mejorar la toma de decisiones sobre la estrategia de ataque inicial, aumentar la eficiencia de las maniobras, y reducir el riesgo para el personal actuante son los objetivos que persigue este curso.

Los bomberos adquirirán competencias en el análisis de campo de incendios forestales par mejorar la toma de decisiones relacionadas con la fase inicial de desarrollo de un incendio forestal. Y a partir de un esquema lógico, deducir cuales son las maniobras prioritarias de ataque.

Es necesario sacar el máximo rendimiento de las herramientas utilizadas en las maniobras de ataque al incendio forestal y aumentar su eficiencia, aumentando las opciones de trabajo sobre todo el conjunto de factores que intervienen sobre el fuego (Aire, Combustible y calor.

La seguridad de los bomberos en las maniobras de ataque al incendio forestal tiene que aumentar a partir de la implantación del protocolo LACES. Se trata de un protocolo internacional de aplicación a todas las unidades destinadas a un incendio forestal, que garantiza que ningún integrante se verá involucrado en una situación de acorralamiento por el fuego. Paralelamente se pone en practica una maniobra de autoprotección con vehículo autobomba forestal destinada a soportar una hipotética situación de emergencia en un incendio forestal.

Finalmente será en el marco de una quema prescrita donde se pondrán en practica todo este conjunto de técnicas y maniobras.