'O gestionamos el bosque o lo gestionará el fuego'

2014-02-18

Autor: Marina Berenguer

ARTÍCULO ORIGINAL - El Mundo 17/02/2014

El azul del mar Mediterráneo, la arena de las playas y el verde de los bosques. Nadie se imagina vender las islas sin una de sus imágenes más características. Los bosques de Baleares son uno de los principales reclamos turísticos, al igual que los cocoteros lo son del Caribe. Con la intención de reactivar el sector forestal y devolverle la importancia a estos parajes, la Conselleria de Medio Ambiente ha creado el primer Plan Forestal de las Islas Baleares.

La llegada de energías de fácil consumo como son el gas y la electricidad en los años 60 así como el nacimiento del turismo, que permitió a los payeses cambiar el mundo rural por el sector servicios, sumado a la falta de rentabilidad de los productos maderables, provocaron que los bosques dejasen de aprovecharse y, en consecuencia, gestionarse.

El abandono progresivo de la superficie forestal provocó que la propia estructura de los bosques y la que los rodea, esto es, los campos de cultivo marginales, dejaran de usarse, dando lugar a 80.000 nuevas hectáreas de terreno forestal. Así, las zonas de arboledas de hoy en día presentan tres características comunes: son más maduras - están más desarrolladas-, son más densas debido a un mayor número de árboles y son más continuos. Por tanto, cada vez hay más bosque y más árboles en las islas.

Precisamente, el primer Plan Forestal de las Islas Baleares tiene como principal objetivo establecer una estrategia de futuro para generar una conservación y una gestión activa de la superficie forestal, además de generar oportunidades y activar el sector forestal. [+]