El futuro de los IIFF: el desafío de hablar un mismo idioma

Facebooktwitterlinkedin

 

|English|

1ce318c6-e60d-4094-a717-cbf675b3345a-original

A pesar de los grandes avances que se han producido en los últimos años por parte de todos los actores implicados en materia de incendios forestales, la naturaleza sigue su curso acelerado e impredecible, y están dejando obsoletas muchas de las grandes técnicas de gestión y lucha contra el fuego utilizadas hasta ahora.

A raíz de este panorama, se organizó el Fórum On Catalan Wildfire Research, que tenía como objetivo crear sinergias con las diferentes disciplinas con el fin de encontrar una solución común ante esta problemática. Con la iniciativa de la organización del Fórum se vuelve a subrayar la idea que los incendios forestales son un problema que nos concierne a todos, desde la ciencia hasta la sociedad, y es un desafío que no se reduce a nivel local sino que es también global.

El encuentro recordó cómo los avances de unos pueden llegar a ser la solución de los otros y viceversa, y por ello, existe la necesidad que entre ellos se conozcan. Asimismo, se acentuó la idea de evitar en la medida de lo posible que los incendios nos ganen la batalla e impidiendo así valiosas pérdidas naturales y humanas.  Las entidades que colaboraron en la organización de dicho Fórum han elaborado las siguientes conclusiones extraídas de las presentaciones e intervenciones de los invitados y asistentes que acudieron al encuentro.

 

8 PUNTOS CLAVES DEL FÓRUM 

Punto 1: Intercambio de conocimiento

El intercambio eficiente de conocimientos podría ayudar a abordar la incertidumbre que está surgiendo debido al cambio climático, los ecosistemas y el comportamiento del fuego. De hecho, existen ya iniciativas que incentivan el contacto entre los mismos y proporcionan oportunidades de colaboración entre actores interesados en los incendios forestales. Estas son algunas plataformas que alientan el intercambio de conocimiento:

Punto 2: Voluntad a trabajar conjuntamente

Se constató la falta de comunicación actual, en mayor o menor medida, entre los actores principales de la comunidad de incendios forestales y al mismo tiempo se reafirmó la voluntad clara de trabajar conjuntamente; los investigadores y los junto a la política, sociedad y comunicación.

En la sala, se propuso la redacción de una agenda estratégica con los puntos clave sobre la investigación transdisciplinaria orientada al usuario final desde la etapa inicial; para que estos luego puedan efectivamente utilizarla.

Punto 3: Experiencia vs Ciencia

Los gestores al no tener todavía suficientes evidencias ni instrumentos para enfrentarse al comportamiento del fuego actual toman la mayoría de las decisiones sobre el terreno en base a la experiencia. Por eso, se han de focalizar los esfuerzos de la investigación en ofrecer soluciones efectivas para las circunstancias que actualmente se están dando y ofrecer las respuestas que actualmente necesitan los gestores a los actuales grandes e intensos incendios forestales, 5º y 6º generación[1], con los que nos enfrentamos.

Los gestores reconocían que prefieren seguir utilizando soluciones basadas en la experiencia, hasta que la ciencia no les ofrezca una solución más válida. Sin embargo, sí que hay una predisposición a usar la ciencia en cuanto se ofrezcan soluciones eficaces.

Punto 4: División de responsabilidades

Existe una urgencia en dividir eficazmente las responsabilidades entre todos los actores implicados. Si no, el fuego descontrolado tomará las decisiones por nosotros. Es un desafío necesario para motivar a todos los interesados en que formen parte de la solución y así mejorar la seguridad y reducir los riesgos en todas las fases del ciclo de gestión de desastres, prevención, preparación, respuesta y recuperación.

Photo 06-11-2018, 09 16 39

Punto 5: Mejorar la legislación actual

Algunas de las soluciones que son necesarias para la prevención de incendios están fuera de la legislación actual. Encontrar una manera de crear el vínculo entre gestores e investigadores, permitirá unir fuerzas para presionar a las fuerzas pertinentes a cambiar su modelo de gestión, con esta evidencia es probable que existan cambios.

Punto 6: Contribuir a la recolección de datos

La solución propuesta es que los científicos y gestores colaboren más entre sí a nivel internacional transfiriendo información que han ido acumulando a lo largo de su trayectoria con el fin de ser más eficientes y rápidos. Los gestores deberían recopilar información de los incendio forestales donde trabajan con el fin  de proporcionar datos a los científicos para validar los resultados de sus investigaciones.

Teniendo entonces una base de datos común de incendios forestales internacionales que proporcione registros continuos en el tiempo y el espacio podría contribuir en gran medida a que la investigación proporcione soluciones a los desafíos actuales de incendios forestales.

 Punto 7: Incluir al usuario final en la investigación

Hay que tener en cuenta que a menudo los resultados de las investigaciones no están aún disponibles para que sean utilizados por los usuarios finales (por ejemplo los gestores de las emergencias). Por eso desempeñar un papel fundamental en la mejora de la colaboración entre los gestores y los investigadores.

Punto 8: Conectar con la sociedad

Llegar a un público más general es un hecho que se reconoce que hay que acatar tanto por parte de la investigación como desde los gestores. Si bien es cierto, se han mejorado muchísimo los canales de comunicación gracias en parte a las últimas tecnologías digitales. Sin embargo, los mensajes todavía no son los más apropiados para encontrar la complicidad necesaria de la sociedad.

Por ello, las Ciencias Sociales deben formar parte de este engranaje para crear el mensaje adecuado para llegar a un público más amplio, y así ayudar a conectar a la sociedad con los incendios forestales. La sociedad, los expertos y los científicos tienen responsabilidades para decidir el futuro de mañana.

De hecho, la Comisión Europea lo implementa ya en su política de investigación RRI[2], siglas en inglés, Investigación e Innovación Responsable, que implica la participación de los actores sociales (investigadores, ciudadanos, responsables políticos, empresas, organizaciones del tercer sector, etc.) para que trabajen codo con codo a lo largo de todo el proceso de investigación, con el fin de alinear mejor los resultados con los valores, necesidades y expectativas de la sociedad.

 

 

 

[1] http://www.paucostafoundation.org/decalogo-iiff.php

[2] https://ec.europa.eu/programmes/horizon2020/en/h2020-section/responsible-research-innovation

Facebooktwitterlinkedin

Autor: Pau Costa Foundation

La Fundación de Ecología del Fuego y Gestión de Incendios Pau Costa Alcubierre (PCF) tiene la ambición de ser una plataforma de información en gestión de los incendios forestales, a la vez que un instrumento de difusión e investigación en la ecología del fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *